foto  del comandante Pierre Grenet cuando entro a los 18 años en la escuela de Saint Cyr

 

Hoy, 14 de julio, es muy conmovedor y importante para mí poder rendir homenaje a los aviadores y militares franceses, ingleses y de otras nacionalidades, turca y marroquí, que lucharon en mayo de 1940 y fueron de alguna manera los primeros resistentes a la ocupación nazi y hacerlo en Landrecies, donde mi tío el comandante Pierre Grenet murió el 18 de mayo de 1940 a los mandos de su avión, el Breguet 693 N¹28, el « león de asalto » que se estrelló a unos cientos de metros de aquí, después de haber sido cortado en dos por un proyectil de la DCA alemana.


Agradezco calurosamente al señor François Erlem, alcalde de Landrecies, que ha hecho posible este acontecimiento, y al señor Patrice Logeard, de la asociación histórica de Landrecies, que ha hecho un trabajo incomparable para hacer revivir a todos este doloroso episodio a través de una revista muy documentada y llevado a cabo este proyecto de la tabla de la memoria. 

 

 Saludo la presencia de aquel que se ha convertido en mi amigo Henri Minot, que combatió en mayo de 1940 en la 54ª escuadra como mobilizado, sargento patentado piloto y que es en cierto modo el depositario de este homenaje. Es el testimonio vivo de la energía y del valor que estos aviadores desplegaron con tesoros de iniciativa y determinación para frenar la invasión enemiga en el territorio francés. 

También doy las gracias a todos los representantes del escuadrón electrónico 54 Dunkerque, que ha retomado las tradiciones de las escadrillas del Grupo de Bombardeo II/54 del Comandante Grenet, por estar presentes y estar tan apegados a la historia de sus mayores. He podido constatar esto regularmente desde hace dos años que nos hemos puesto en contacto.


En mayo de 1940, el Comandante Grenet, al igual que los otros pilotos de Breguet 693, debía demostrar cualidades excepcionales para efectuar vuelos rasantes a 380 km/h a raz de los árboles y de las líneas eléctricas y otros obstáculos, navegando con las cartas sobre las rodillas, y lanzando las bombas a cinco metros sobre los panzers. La edad límite para estos pilotos era de 35 años y debían pesar menos de 85 kilos totalmente equipados.


El Comandante Grenet impuso a su grupo una táctica de bombardeo en patrulla corsaria de dos aviones perpendicularmente a las carreteras utilizadas por los convoyes, lo que limitó considerablemente las pérdidas de tripulaciones durante la primera misión del 12 de mayo en comparación con el otro grupo en el que atacaron con seis en la alineación de la carretera. Esta táctica fue luego retenida para todos los bombardeos en vuelo rasante.
 

El comandante Grenet, primero sirvió en la aviación de reconocimiento y observación como el escuadrón Dunkerque hoy. Ganó la Copa Breguet militar de reconocimiento en 1932 al frente de su escadrilla. Despues de la elecion del frente popular en 1936 fue a cargo en el Estado Mayor de la Fuerza Aérea de la gestion de las becas de formación y de las escuelas de aviación.

Foto encontrada posiblemente de Renée y Pierre  

Casado con una joven austríaca judía, cuando el Tercer Reich se hizo cada vez más amenazante, deseó servir en primera línea en un grupo de bombardeo del asalto en vuelo rasante. Dirigió con su avión cuatro misiones de bombardeo los días 12, 14, 15 y 18 de mayo. Para su última misión, el 18 de mayo, su formación de ocho aviones incluía tripulaciones procedentes de tres grupos de bombardeos diferentes, el II/54, el I/54 y el II/35. A la vuelta de esta misión cumplida su avión fue cortado en dos por un proyectil de la defensa aérea alemana.

El GB II/54 recibió la Cruz de Guerra con Palma al ser citado a la orden del ejército aéreo y el Comandante Grenet, la Cruz de Guerra con Palma a título personal. El Servicio Histórico de la Defensa en Vincennes eligió a este grupo y al comandante Grenet para representar a la Fuerza Aérea en la vitrina de su vestíbulo.

 


 


Quiero dar las gracias a la señora Hurson Mézière que en 1940 tenía ocho años y floreció regularmente la tumba del aviador desconocido enterrado bajo tierra de la granja de sus padres donde había caído la cabina de pilotaje del Breguet del comandante Grenet. Su esposa y su familia no sabían si estaba muerto o prisionero. Fue catalogado como desaparecido. El 25 de junio de 1940, el Sargento Bouveret, compañero ametrallador del Comandante Grenet, prisionero en Alemania, logró enviar una carta a su Grupo. En el informe se indicaba que había podido saltar en paracaídas cuando el Comandante Grenet se había quedado a bordo del avión que se había estrellado en Landrecies. El 31 de enero de 1941 el Ministerio de la Fuerza Aerea fue informado por la municipalidad de Landrecies que el cuerpo de un piloto no identificado cuyo avión se había estrellado en Happegarbes el 18 de mayo de 1940 había sido trasladado al cementerio municipal de esa localidad. Después de cotejar esta información con el testimonio del sargento Bouveret, Germaine L'Herbier Montagnon, la enfermera, directora del servicio de búsqueda de muertos y desaparecidos de la Fuerza Aérea, fue encargada de investigar "in situ" e identificar al aviador desconocido.

 

La maravillosa Germaine L'Herbier Montagnon, pudo identificar formalmente al Comandante Grenet el 31 de marzo de 1941 como lo hizo, recorriendo durante toda la guerra en Francia ocupada más de 100.000 kilómetros, para 500 aviadores franceses y 1.300 aviadores aliados. Sin embargo, persistió cierta confusión porque en los restos del avión del Comandante Grenet se encontró una placa de un Breguet 691 N¹157. Su esposa, Renée que sabía que estaba piloteando el Breguet 693 N°28, se resistió a creer en la muerte del comandante Grenet. Los alemanes prohibieron tocar los restos de los aviones y debieron haber mezclado piezas del Breguet 693 con las del Breguet 691 del grupo II/35 que participaron en la misión del 18 de mayo y que también se estrelló en Landrecies. Los dos aviadores de este Breguet 691 habían podido saltar en paracaídas y habían sido hechos prisioneros.

En 1946 su padre y mi abuelo presidente de la corte de apelacion de Paris lo hizo trasladar a la capilla familiar de Pere Lachaise que estamos restaurando.
 



Después del 18 de mayo, los aviadores de la 54ª escuadra continuaron los bombardeos con riesgo de su vida, y a pesar de 3 o 4 destrucciones de sus aviones en combate para algunos .
Actuaron para defender el país contra una invasión y hay que repetir que estuvieron entre los primeros resistentes a la ocupación nazi.

Hay que recordar que al comienzo de la ofensiva alemana, el 10 de mayo de 1940, sólo 65 bombarderos franceses estaban preparados para combatir, entre ellos los 25 cazabombarderos de la 54 escuadra, los famosos leones de asalto Breguet 693.
El vuelo rasante permitía ser eficaz y escapar de la defensa enemiga, pero también limitar las pérdidas entre los civiles (lo que hoy se denomina daños colaterales) y que eran, por el contrario, un verdadero objetivo de guerra para los nazis (crear pánico expulsando a los civiles a la carretera y haciendo escudos humanos para sus panzers).

No, el cielo de Francia no estaba vacío en mayo y junio de 1940, como se dijo en el proceso de Riom organizado por Pétain en 1942. A pesar de todas las deficiencias logísticas y materiales, los aviadores franceses y aliados lucharon y pudieron frenar la invasion nazi y causaron pérdidas en hombres y en materiales que faltaron al ejército alemán para la continuación de la guerra y en particular contra Inglaterra.
Estos aviadores, como todos los combatientes de mayo-junio de 1940, fueron olvidados a causa de la derrota.


Por lo tanto, Homenajeamos a los 22 aviadores fallecidos de la 54 escuadra en mayo-junio de 1940, a todos los aviadores franceses y aliados y a todos aquellos que lucharon durante esta batalla de Francia en mayo de 1940 arriesgando sus vidas.

Hoy es una verdadera fiesta republicana que reúne a militares que garantizan la defensa de la nación, autoridades civiles y ciudadanos que buscan la verdad histórica y honran a sus mayores combatientes.


La reparación de los huecos de memoria colectiva devuelve colores al teatro de la vida.

 

Partager cet article
Repost0
Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :